Bendecir de rodillas. Adorar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Bendecir de rodillas. Adorar

Mensaje  BELLA el Mar Ago 31, 2010 12:49 am

La adoración ha sido un tema de énfasis de los últimos años. La Biblia sin embargo habla de la importancia de la adoración a Dios como un tema central.
Muchas veces se ha visto en asuntos de adoración y alabanza como una lucha experimentada entre el modelo viejo y los modelos nuevos. Entendiéndose como modelo Viejo, el uso de los libros de himnos tradicionales y el Modelo Nuevo los cantos contemporáneos.
Muchos, quienes dirigen hoy los modelos contemporáneos, dicen que ellos están en una Renovación de Adoración.
¿Qué habla la Biblia acerca de adoración? El verdadero corazón de la genuina adoración se encuentra en muchos pasajes de la Biblia, pero uno de mis favoritos pasajes es el Salmo 100.
El salmo 100 es considerado como una profecía e incluso como una oración acerca de la ocasión cuando todos los pueblos conocerán que el Señor es Dios. Y en medio de ese salmo sobresale el aspecto de la genuina adoración.
El tema de la alabanza y la adoración y lo que nos motiva a hacerlo es algo importante. Conocer lo que Dios es en sí mismo y lo que él es en relación a nosotros. Considerar esto y aplicarlo es algo muy serio y vital en la adoración.
Este salmo es un llamado a toda la tierra para adorar al Señor. El llamado va mucho más allá de los estrechos límites de Israel y se extiende hacia los gentiles. La adoración no pertenece a una sola nación ni tiene características de una sola nación. La adoración no estaba ni está confinada a un solo pueblo.
Este es un salmo muy simple y sencillo, porque el tema del cual habla: Es La adoración como algo simple y sencillo.
Esta gema poética es una pieza clave para la vida espiritual exitosa.
La estructura del salmo es tan sencilla como esto:
Primer llamado a la adoración. V.1,2
Por qué Dios debería ser adorado. V 3.
Segundo llamado a la adoración. V
Por qué Dios debería ser adorado. V 5.
Veamos este hermoso Salmo:
“Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. Servid a Jehová con alegría; venid ante su presencia con regocijo. Reconoced que Jehová es Dios él nos hizo y no nosotros a nosotros mismos; pueblo suyo somos y ovejas de su prado.
Entrad por sus puertas con acción de gracias por sus atrios con alabanza ¡Alabadlo, bendecid su nombre!, porque Jehová es bueno para siempre es su misericordia, y su fidelidad por todas las generaciones”.
Salmo 100.
SIETE IMPERATIVOS QUE NOS IMPULSAN A LA GENUINA ADORACIÓN.
En el Salmo 100 encontramos siete imperativos. Estos siete imperativos tienen claros significados. Veamos estos siete Imperativos:
1.- Primer Imperativo: CANTAD…. ALEGRES
Palabra Hebrea: ruwa’ roo-ah’.
Esta palabra en hebreo significa: Gritar, Levantar el volumen del sonido. Clamor o alarma de guerra.
Sonido de marcha. Grito de triunfo sobre los enemigos. Gritar acompañado de aplausos. Gritar con impulso religioso. Gritar con gozo y jubilo.
La genuina adoración está llena de júbilo y alegría. El cristianismo no es una religión muerta y vacía mas es una comunidad llena de alegría y entusiasmo. Dios vive y en medio nuestro opera como el fuerte, poderoso en batalla y conquistador de la muerte.
¿A Quién se adora de esa manera? A Dios. El Eterno..El único
Muchas religiones presentan a un Dios disgustado, con cara de tirano o un Dios lejano y difícil de encontrar. La vida Cristiana nos presenta al Dios vivo y cercano a quién podemos adorar con libertad y entusiasmo.
¿Quienes? Habitantes de toda la tierra. Toda la tierra le pertenece y toda ella necesita cantarle.
La Adoración a Dios no está limitada a un solo pueblo ni a una sola nación. Todos los habitantes de la tierra estamos invitados y la Biblia nos presenta un grupo de adoradores en el libro de Apocalipsis que esta integrado con gente de todas las lenguas, tribus y naciones.
2.- Segundo Imperativo: SERVID…
Palabra hebrea: ‘abad aw-bad’.
Esta palabra significa: Servir. Laborar. Hacer una obra. Trabajar para otro. Hacerse uno mismo un siervo.
La adoración está íntimamente ligada con servicio. Jesús lo declaró en la tentación en el desierto cuando le dijo a Satanás. “Al Señor tu Dios adorarás y a él sólo servirás”. Servicio viene como consecuencia directa de una vida de adoración. No se puede concebir un pueblo que sólo adora, canta y se goza pero que no quiere trabajar. Adoración y servicio están tomadas de la mano.
…CON ALEGRÍA:
Palabra Hebrea: simchah sim-khaw’
Y esta palabra significa: Gozo, Placer. Gozo de Dios- Felicidad.
El servicio que nace de la adoración es un servicio impregnado de alegría. Un servicio que nace de un corazón meramente impregnado de lo humano pronto perderá la alegría. La alegría es el fuego que mantiene encendidos los motores del servicio a Dios.
3.- Tercer Imperativo es: VENID…
Palabra Hebrea: bow’ bo.
Esta palabra quiere decir: Venir. Entrar. Ir. Ser enumerado. Ser introducido.
Llegar ante el Señor es un paso de profunda comunión. Somos introducidos y llegamos no por nuestra fuerza, el Espíritu Santo opera en nosotros y nos conduce ante el Señor. Venimos por que el Espíritu nos toma , somos introducidos por él y formamos parte de un grupo enumerado, uno solo que falte será notada su ausencia.
…ANTE SU PRESENCIA:
Palabra Hebrea: paniym paw-neem’ . Esta palabra significa:
Cara a Cara. Estar ante una persona. Estar frente a:
La presencia de Dios es la experiencia más importante que nosotros podemos tener. Estar en su presencia es encontrarnos cara a cara con su rostro.
“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado y BUSCAREN MI ROSTRO. II Crónicas 7:14

Buscar el rostro del Señor es estar en su presencia. Estar frente a Dios. Somos urgidos a buscar su rostro y encontrarnos cara a cara en su presencia. Su presencia nos transforma y no somos los mismos cuando llegamos a su presencia.
…CON REGOCIJO:
Palabra Hebrea: r@nanah ren-aw-naw’,
Esta palabra hebrea quiere decir: Gritar con Gozo, Regocijo , grito de gozo , explosión del alma y efervescencia de espíritu es el resultado de estar en la presencia del Señor.
Nuestras tristezas se caen, nuestros dolores se desintegran, nuestros resentimientos se desvanecen y nuestros odios se despedazan para dar paso triunfante a un regocijo infinito y un gozo indescriptible que termina afectando toda mi existencia.
4.- Cuarto Imperativo: RECONOCED…
Palabra Hebrea: yada’ yaw-dah’.
Esta palabra quiere decir: Conocer. Aprender a Conocer. Percibir y ver. Descubrir y discernir. Discriminar y distinguir. Conocer por experiencia. Conocer una persona íntimamente. Tener revelación. Estar Instruido.
Este es el corazón del Salmo y la médula de la genuina adoración. Este imperativo está en medio de tres y tres. Sin este corazón y esta médula no hay genuina adoración.
¿QUE HAY QUE RECONOCER?
1.- Que el Señor es Dios.
“Reconocerlo como Dios determina mi pequeñez e impotencia espiritual ante las exigencias del presente y la incertidumbre del más allá”.
2.- Es nuestro Creador.
“Reconocerlo como Creador determina mi entendimiento acerca de no bastarme a mi mismo y saber que si él me creó lo hizo con un propósito que debo conocer y vivir para ese propósito”.
3.- Es nuestro Señor y dueño.
“Reconocerlo como Señor y Dueño determina mi seguridad de que no puedo vivir como quiero. Todo lo que soy y todo lo que tengo pertenecen a él. No soy dueño de mi mismo y él quiere ejerce su señorío sobre mi en todas las áreas de mi vida”.
4.- Es nuestro Pastor.
“Reconocerlo como pastor determina mi reconocimiento de su dirección, su reprensión, su guianza y todo el proceso de formación total de mi vida, aunque a veces esto me duela y no lo entienda”.
5.- Quinto Imperativo es: ENTRAD…
Palabra Hebrea: bow’ bo. La misma de Venid .
POR SUS PUERTAS: Palabra hebrea: sha’ar shah’-ar.
Esta palabra significa: Puerta como lugar de entrada. Lugar de reunión pública. Ciudad . Castillo Real. Templo. Cielo.
Cuando llego y entro soy introducido ante su propio palacio y no llego como un advenedizo sino como un hijo, el cual puede entrar con la seguridad de jamás ser echado o ignorado. Mi Padre es el Rey y con seguridad puedo entrar.

… CON ACCIÓN DE GRACIAS:
Palabra Hebrea: towdah to-daw’.
Esta palabra significa: Confesión de agradecimiento. Dar alabanzas a Dios. Dar gracias con cantos litúrgicos de adoración. Agradecimiento con coros y procesión.
Entro al palacio como hijo pero con un corazón agradecido, dando alabanzas a él , entonando para él, el canto más precioso que un ser humano puede entonar. Canto de redención en expresión sublime de agradecimiento.
…POR SUS ATRIOS:
Palabra Hebrea.: chatser khaw-tsare’ .
Y esta palabra significa: El lugar de residencia de un soberano o dignatario. Palacio o mansión real. Reunión formal presidida por un soberano.
La residencia del soberano es mi residencia sólo adquirida por su gracia y bondad. Y en la eternidad Jesús ha prometido que mi residencia será en los mismos atrios de Dios.
“Me iré y os prepararé moradas para vosotros. En la Casa de mi Padre muchas moradas hay, voy pues a preparar lugar para vosotros”.

…CON ALABANZA:
Palabra Hebrea: t@hillah teh-hil-law’.
Esta Palabra significa: Canto o himno de alabanza. Acto de alabanza pública. Reconocer la fama y la gloria de alguien.
La Casa del Padre es mi casa , y esa casa es casa de alabanza donde los himnos se elevan como incienso agradable y los actos públicos de alabanza se exteriorizan sin inhibiciones para reconocer la fama y la gloria de aquel quien vive para siempre”.
6.- Sexto Imperativo: ALABADLE…
Palabra hebrea: yadah yaw-daw’.
Esta Palabra en hebreo significa: Lanzar, impulsar. Lanzar flechas. Dar gracias con emoción.
“Las alabanzas se lanzan como proyectiles benditos y flechas doradas no para matar sino para pegar en el blanco”.
7.- Sétimo y último imperativo es: BENDECID…
Palabra Hebrea: barak baw-rak’.
Esta palabra significa: Bendecir de rodillas. Adorar.
“La alabanza y la adoración comienza con gritos de júbilo y alegría, explosiones de gozo y manifestaciones públicas de reconocimiento pero termina con una actitud humilde de rodillas y reconociendo que por encima de todo él sigue siendo el Rey y el Soberano y ante su presencia majestuosa quedo de rodillas ahora en silencio llorando de felicidad y sollozando de extremo gozo porque mi vida ahora tiene sentido”
¿Es la adoración que ofrezco a él una genuina Adoración o es sólo el producto de la euforia colectiva que me contagia?Tiene mi adoración, a él, la Médula y el corazón del verso 3 del Salmo 100 o sólo tiene las tapas del sándwich pero sin la sustancia que da sabor.
Adoración es la expresión más sublime de mi acercamiento a Dios y del acercamiento de Dios a mi. Vamos a adorarlo en espíritu y en verdad.
Que nuestra vida sea un genuina adoración diaria al Dios Único y Poderoso.Venid, adoremos y postrémonos; Arrodillémonos delante de Jehová nuestro hacedor.
Porque él es nuestro Dios; Nosotros el pueblo de su prado, y ovejas de su mano. Salmo 95:6,7
Gracias a Dios por los últimos vientos de adoración que han soplado sobre la iglesia para llevarla a una nueva dimensión en lo que a la adoración se refiere. Sin embargo en medio de tan hermosa experiencia, tenemos una racional disposición a enfatizar nuestro derecho a adorar en “nuestra propia manera”.
Mientras me muevo en el agradecimiento por la libertad de adorar que ahora he adquirido, puedo perder hechos esenciales acerca de la verdadera adoración. El Salmo 95 me está llamando a la adoración y ese Salmo no me habla nada acerca de mis derechos, al contrario, enfatiza mis deberes en imperativos como: “Postremonos” “Adoremos”.
Se que cuando la Biblia habla de postrarnos y arrodillarnos, está hablando más allá de una simple postura física, en realidad está enfocando el hecho de rendir nuestra voluntad y nuestros caminos a él. Esa actitud reconoce la grandeza y majestuosidad de la autoridad de Dios. En la adoración como en el diario vivir, quiero rendir toda mi vida al Señor se señores.
Hoy entiendo que una vez que escojo al Dios viviente como mi Dios, yo le rindo mis derechos de adorarlo a mi manera, para hacerlo a la manera de él. En la verdadera Adoración yo no puedo escoger la forma que más me gusta y que más me hace sentir feliz, más necesito entender como él me está guiando u cómo él me está dirigiendo.
La adoración verdadera que Dios busca de mi hoy, comienza en el corazón , va luego a la mente y a las emociones, toca mi cuerpo, pero regresa al corazón. Si mi adoración hoy a él comienza en mi mente o en mis emociones o meramente satisface mi cuerpo con el ritmo y la cadencia de la música entonces comenzó en el lugar equivocado y hoy quiero que mi adoración comience en mi corazón y finalice en mi corazón.
Lo que comienza en el corazón termina bien, pero lo que comienza en la carne siempre termina mal. Por eso el Señor dijo : “Lo que es nacido de la carne, carne es..pero lo que es nacido del Espíritu, Espíritu es”. En esa adoración hoy me quiero mover.
Señor, Gracias por darme la oportunidad de hoy llegar ante tu trono con un corazón dispuesto a la genuina y verdadera adoración. Señor, entiendo que en esto de adorarte, no tengo el derecho de escoger mis propios gustos para hacerlo. Tú me diriges, tú quieres mostrarme el camino real y verdadero en la verdadera adoración. En esa adoración tu tocas mi corazón y esa adoración comienza en mi espíritu y en mi corazón. Señor incrementa mi deseo de adorarte en espíritu y en verdad. Amén.Ofrezcamos continuamente mediante Él, sacrificio de alabanza a Dios, es decir, el fruto de labios que confiesan Su nombre” (Hebreos 13:15).
La alabanza y la adoración bendicen a Dios. A lo largo de la Biblia se nos motiva a bendecir al Señor. En el Antiguo Testamento, el bendecir [del Hebreo barak, que se pronuncia bo-rac] a Dios en realidad significaba arrodillarse como una declaración física de adoración y respeto.
Era un saludo ceremonioso a Dios, presionando las rodillas contra la tierra en lugar de presionar la mano en la frente como lo hacemos en un saludo militar a un superior. Y en el Nuevo Testamento, el bendecir [del griego eulogia]básicamente tenía que ver con hablar bien de alguien; es la palabra de donde sacamos “elogio”.
En la tierra elogiamos a alguien después de morir.
Puesto que Dios está vivo para siempre, lo bendecimos día con día a lo largo de nuestras vidas.
Como nuestra cultura ha tratado de convencernos de que nuestra fe es un “asunto privado” entre nosotros y Dios, tenemos una resistencia sutil a hablarle a Él o hablar acerca de Él en voz audible. Esto afecta la manera en que testificamos; queremos que nuestras vidas le “hablen” a las personas. Esto es bueno.
Las decisiones que tomamos en la vida y nuestro comportamiento deben comunicarle a otras personas que tenemos una relación con Dios; una que ellos también podrían tener. Pero si en realidad no les hablamos de las buenas nuevas del sacrificio de Jesús, no van a tener la oportunidad de creer.
La naturaleza “privada” de la fe en nuestra sociedad también afecta nuestra adoración. La sociedad está moderadamente aceptando la reverencia como un acto de adoración; el estar quietos y guardar momentos de silencio están bien aun para los no creyentes porque tales observancias no tienen un impacto sobre ellos. Pueden ignorar los momentos de silencio con facilidad; esto no les dice nada que se vean obligados a considerar. Por otro lado, las alabanzas de quienes exaltamos al Señor en voz alta los perturban mucho.
Ellos oyen por casualidad algo que no quieren escuchar; son confrontados con nuestra creencia en un Dios a quien no siguen.
El propósito no es desconcertar a las personas con alabanzas públicas. Pero es interesente ver la diferencia del impacto entre la adoración silenciosa y la verbalizada.
Lo que hablamos tiene más definición que lo que sólo pensamos para nuestros adentros. Es más arriesgado. El creer y el hablar siempre van de la mano en la Biblia.
No es sorprendente, entonces, que la Palabra de Dios hable acerca de la alabanza y la adoración como el “fruto de nuestros labios” (Oseas 14:2). Entonces, De hecho, el Señor dice que las personas que Él va a formar para Sí mismo, como tú y yo, proclamarán Su alabanza con la boca (Isaías 43:21).
La adoración verbal es una de las formas principales de darle gloria al Señor. Es por eso que David ora: “Abre mis labios, oh Señor, para que mi boca anuncie Tu alabanza” (Salmos 51:15).
Hoy le le ofreceré a Dios el fruto de mis labios.
Señor, Recibe el canto y alabanza que sale de mis labios como el fruto de mis labios a ti, Creador del Universo. En el Nombre de Jesús. Amén.
avatar
BELLA

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Bendecir de rodillas. Adorar

Mensaje  BELLA el Mar Ago 31, 2010 12:04 am

avatar
BELLA

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.