SOY LIDER AMEN

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: SOY LIDER AMEN

Mensaje  Marbe el Mar Mayo 11, 2010 1:09 am

ómo ganar utilizando el Poder del Experto



Existen varias formas de poder que el líder puede utilizar:

Incluye las conflictivas, como el poder de la posición, el poder de recompensar o castigar y el poder sobre la información. Si bien este tipo de poderes de “aquí -estoy - yo - porque - sí”, tienen cierta fuerza, dejan al que quiere convertirse en líder en una incómoda posición de debilidad, cuando no aislados.

Además, la sociedad se ha transformado en los últimos 40 años y los empleados tienen más facilidad para cambiar de trabajo. Si algo no les gusta, se cambian. Y los que no cambian, harán lo imposible para zancadillear a las personas que utilizan este tipo de poder.

Por eso hay tres tipos de poder positivo que los líderes más efectivos utilizan: Poder Carismático, Poder del Experto, y Poder de Referencia. Éstos son los que dan el verdadero poder.

Este artículo de enseñará como desarrollar el Poder del Experto.



Cómo utilizar el Poder del Experto:

El Poder del Experto es esencial para un líder. Tu equipo busca en ti a un guía. Los miembros de tu equipo necesitan creer que tu capacidad para dirigir es válida y que tu les orientarás.

Si tu equipo te ve como a un verdadero experto, estará más receptivo cuándo necesites que den todo por ti. Y será más fácil motivarles:

• Si perciben tu experiencia (y créeme que eso se percibe), creerán que tienes la sabiduría para dirigirles.

• Si respetan tu experiencia, confiarán en ti a la hora de enseñarles a ser más eficaces.

• Si los miembros del equipo creen en tu capacidad para juzgar, confiarán en ti para cualquier cambio espinoso.

Resumiendo, si el equipo te ve como un experto, se volcará contigo.




¿Y como desarrollas el Poder del Experto?

Absorbe todos los conocimientos: Este primer paso es bastante obvio. Si ya está utilizando herramientas para recopilar toda la información posible, estás progresando y vas por el buen camino.
Pero convertirte en un experto en datos no es suficiente, es imprescindible que tu gente reconozca esta experiencia y te vea como una fuente creíble de información. Gary A. Yurkl, en su libro “Líderes en organizaciones”, detalla algunos pasos a seguir para conseguir este Poder del Experto.

Éstos son:

Proyecta la Imagen de experto: (La mujer del César no solo tiene que ser honrada, sino que tiene que parecerlo) En muchas ocupaciones la experiencia está asociada a una persona con cierta educación y experiencia, un líder debe (sutilmente) asegurarse de que sus subordinados, compañeros y jefes sean conscientes de su educación y logros significativos. Insisto, se sutil. Cualquier intento de colgarte medallas, se percibirá como un acto de desesperación que minará tu autoridad.
Puedes poner títulos, licencias, concesiones, y otras pruebas de conocimientos, en un lugar prominente de tu sitio. Después de todo, si has trabajado duro para obtener estos conocimientos, es justo que tengas acreditaciones por ellos. Pero no las menciones. Si no tienes otro remedio, haz una sutil referencia a tu educación o experiencia previa (por ejemplo, "Cuando yo era jefe de producción en X, tuvimos un problema similar a éste"). Insisto: se sutil, dilo de pasada y sin autobombo.
Mantener la credibilidad: una vez establecida, debes proteger cuidadosamente tu imagen de experto. Evita hacer comentarios acerca de temas de los que estás poco informado, por grande que sea la tentación y huye de los proyectos descabellados con baja probabilidad de éxito.
Actúa con confianza en los peores temporales: En situaciones de emergencia, los subordinados prefieren al líder "Tranquilos, que yo me hago cargo" que sepa cómo dirigirles para hacer frente al problema. Es aquí donde los dudosos asociarán tu confianza con un firme liderazgo. Si no ven tu “genio” para hacer frente a una crisis, perderás influencia con los miembros de tu equipo. Nunca parezcas confundido.
Mantente informado: El poder de la experiencia se ejerce a través de la persuasión racional demostrando conocimientos. Y la persuasión racional va ligada a estar perfectamente informado. Es esencial que sepas todo lo que se “mueve” dentro de tu equipo.
Averigua los intereses de tu equipo: El uso racional de la persuasión no es la única vía. Escucha sus preocupaciones. Así conocerás sus puntos fuertes y débiles, nada malo a la hora de decidir las estrategias. Averigua sus intereses y sabrás por donde ir.
Ojo con herir la autoestima de tus subordinados: el Poder del Experto se basa en la diferencia de conocimiento entre tú como líder y tu equipo. Algunos líderes actúan de un modo condescendiente y dan la impresión de que los otros miembros del equipo son "ignorantes". No dejes que esto te ocurra.
Ten cuidado sobre como ejerces esa diferencia. Algunos no estarán cómodos con esas brechas de conocimiento tan obvias. Y es probable que se molesten si el líder ostenta continuamente su mayor experiencia
avatar
Marbe
Admin

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 10/02/2010

Ver perfil de usuario http://familiamichoacana.foro-activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: SOY LIDER AMEN

Mensaje  Marbe el Mar Mayo 11, 2010 1:07 am

Cómo utilizar el estilo correcto en cada situación

Desde Julio César hasta Gandhi, hay tantos estilos de liderazgo como líderes. Afortunadamente, algunos empresarios y psicólogos han clasificado los principales. Esto puede ayudar al aspirante a tener su propio estilo.

Tanto si diriges un equipo de trabajo, reclutas gente para un equipo deportivo o lideras una gran empresa, tu estilo de liderazgo es crucial. Consciente, o inconscientemente, utilizarás algún tipo de liderazgo en concreto. Comprendiendo tu estilo, puedes convertirte en un líder más flexible y mejor.
Con este artículo harás tuyos10 de los tipos de liderazgo más frecuentes, algunos buenos,...otros menos buenos.


(Hay que puntualizar, que son solo maneras de nombrar el liderazgo. Hay varios nombres mas para cada estilo. Pero se ha tratado de condensarlos en 10 tipos. Es posible que reconozcas otros tipos de mando con otros nombres en los estilos que se describen.)

• 1. Liderazgo de Laissez-Faire.

• 2. Liderazgo del Carisma.

• 3. Liderazgo Transaccional.

• 4. Liderazgo Autocrático.

• 5. Liderazgo de Orientado a las Tareas (o Práctico).

• 6. Liderazgo Orientado a las Personas (o de relaciones)

• 7. Liderazgo Burocrático

• 8. Liderazgo Participativo (o Democrático).

• 9. Liderazgo del Servidor.

• 10. Liderazgo Transformacional.



1. El liderazgo Laissez-Faire
Esta expresión francesa significa "dejar hacer" y se utiliza para describir a un líder que deja a sus colegas a continuar con su trabajo. Puede ser eficaz si el líder comunica con regularidad a su equipo los logros nuevos. Es para equipos con miembros muy experimentados y cualificados. Una manera muy efectiva de lograr metas si se dispone de un equipo experimentado.
Lamentablemente, también puede referirse a situaciones en las que los líderes no ejercen un control suficiente. Al no controlar a su equipo, dicen que “dejan hacer”.


2. Liderazgo del Carisma
Un estilo de liderazgo carismático puede ser similar a un estilo de liderazgo transformacional, en el que el líder inyecta grandes dosis de entusiasmo a su equipo. El tipo muy enérgico que impulsa a los demás hacia adelante.
Pero peligrosamente, a los ojos de sus seguidores, el éxito solo está vinculado a la presencia del líder carismático. Un líder carismático vigilará de no endiosarse y creer más en sí mismo que en su equipo. Un exceso de confianza puede colapsar un proyecto, o incluso a toda una organización. Como tal, el líder carismático tiene una gran responsabilidad, la de no aislarse y tener a alguien de confianza que le recuerde que es humano.


3. Liderazgo Transaccional
Comienza con la premisa de que los miembros del equipo están de acuerdo en obedecer a su líder absolutamente cuando aceptan un empleo. Como su nombre lo indica: es una transacción: “Yo pago, tú obedeces.” La organización paga a los miembros del equipo a cambio de su esfuerzo. Como tal, el líder tiene el derecho a "castigar" a los miembros del equipo si no cumplen con los requisitos estándar predeterminados. Si las normas se cumplen: bien, sino: palo.
Con este liderazgo, los miembros del equipo no pueden hacer mucho para mejorar su satisfacción en el trabajo. El líder podría dar al equipo el control de sus ingresos/recompensas con incentivos que alienten aún más las elevadas normas o una mayor productividad. Es para trabajos que no requieren pensar. La base de las primeras organizaciones que surgieron para construir grandes obras en la Antigüedad.
El liderazgo transaccional es más una forma de gestión que un estilo de liderazgo, ya que se centra en tareas a corto plazo. Tiene serias limitaciones para el trabajo creativo, pero sigue siendo un estilo común en muchas organizaciones de hoy.


4. Liderazgo Autocrático
El liderazgo autocrático es una forma extrema de liderazgo transaccional, dónde el líder ejerce altos niveles de poder sobre sus empleados. Los miembros del equipo tienen pocas oportunidades para hacer sugerencias, por muy interesante que estas sean para la organización.
No es la mejor manera de tener contenta a la gente. El liderazgo autocrático conduce a altos niveles de absentismo y rotación del personal. No beneficia a la creatividad ni al espíritu de equipo, por lo que muchos de los beneficios del trabajo en grupo se pierden.
(Excepción: Para algunos empleos rutinarios que no requieran cualidades especiales, puede ser un estilo eficaz, ojo, donde las ventajas de control son mayores que los inconvenientes.)


5. Liderazgo orientado a las Tareas (o Práctico)
Un líder obsesionado con que solo el trabajo esté bien hecho, puede hundirse en la autocracia. Define los roles necesarios, pone en marcha estructuras, planifica, organiza y controla. Sin embargo, desatiende el bienestar de sus equipos, la motivación decae y el proyecto avanza a paso de tortuga. Surgen dificultades de motivación y retención de personal.
Los líderes, orientados a las tareas pueden verse beneficiados con la comprensión de la Blake-Mouton Managerial Grid, dónde se les puede ayudar a identificar como mejorar la participación de las personas.


6. Liderazgo Orientado a la Personas (o de relaciones)
Es el contrario al liderazgo orientado a las tareas: el líder está totalmente centrado en la organización, apoyando a las personas en el equipo. Un estilo participativo, busca un buen trabajo de equipo y la colaboración creativa. Sin embargo, llevado a extremos, puede llevar al fracaso. La gente se puede acomodar cuando ve que todo son premios y facilidades. No ven el peligro por ningún lado y se confían.
En la práctica, la mayoría de los dirigentes usan tanto el liderazgo Orientado a Tareas como el de liderazgo Orientado a las Personas. Algo tan viejo como el palo y la zanahoria.


7. Liderazgo Burocrático
Los líderes burocráticos trabajan siguiendo las reglas “de manual”, asegurando que su personal siga "exactamente" los procedimientos. Este es un estilo muy adecuado para los trabajos que impliquen graves riesgos para la seguridad (trabajo con maquinaria, con sustancias tóxicas o en altura) o en los que se involucren grandes sumas de dinero (manejo de efectivo).
En otros casos, la rigidez y los altos niveles de control, desmoralizan al personal, y disminuyen la capacidad para reaccionar ante circunstancias externas.


8. El liderazgo Participativo (o Democrático)
Aunque un líder democrático tomará la decisión final, éste invita a otros miembros del equipo para contribuir a la toma de decisiones. Contribuir a que tus empleados participen en “lo que está pasando”, no sólo aumenta su satisfacción, si no que también les ayudará a desarrollar habilidades que ellos mismos creían que no tenían. Sentirán que controlan su propio destino y estarán motivados para trabajar duro por algo más que una recompensa financiera.
Pero la participación lleva tiempo, este estilo puede llevar a que las cosas se ralenticen, (cosa que no ocurriría en un entorno autocrático), aunque el resultado final es mejor. Es perfecto para trabajos dónde el equipo es esencial. Donde la calidad a largo plazo sea más importante que la velocidad de adaptación a un capricho del mercado.


9. El liderazgo del Servidor
Este término, acuñado por Robert Greenleaf en la década de los 70, describe a un líder que oficialmente no es reconocido como tal. Cuando alguien, en cualquier nivel, lidera por el simple hecho de ser respetado (y hasta reverenciado) por sus compañeros, se le describe como a un "Líder Servidor". Es ese empleado escondido sin ambiciones de ascender, que cumple a la perfección su trabajo y posee una experiencia en los trabajos de minería, que le hace conocer todos los detalles de la organización. Se arremanga cuando otros no quieren y estos sacrificios le han hecho aprender mas que nadie.
En muchos sentidos, es una forma de liderazgo democrático, ya que todo el equipo tiende a involucrarse en la toma de decisiones. El líder no es un jefe, sino un igual.
Los partidarios de este estilo dicen que es el camino a seguir en un mundo dónde los valores son cada vez más importantes, en la que los líderes alcanzan el poder desde la base.
Sin embargo, en situaciones altamente competitivas, las personas que practican el liderazgo del servidor se pueden ver apartados por los líderes con otros estilos más agresivos.


10. Liderazgo Transformacional
La persona con este estilo de liderazgo es un verdadero líder que inspira a su equipo. Los líderes transformacionales tienen una amplia visión. Invierten mucho tiempo en la comunicación. No dirigen necesariamente desde el frente, ya que tienden a delegar la responsabilidad entre sus equipos. Su entusiasmo es contagioso, pero necesitan el apoyo otros para los detalles.



En muchas organizaciones se necesitan tanto el Liderazgo Transaccional como el Liderazgo Transformacional. Los líderes Transaccionales (o gerentes) se asegurarán de que el trabajo rutinario se hace fielmente, mientras que los líderes transformacionales buscarán las iniciativas que agreguen valor.
Como todo, siempre es recomendable que se cambien los estilos según de la situación.




Utilizando el estilo adecuado – El Liderazgo situacional

Si bien el liderazgo Transformacional tiene un enfoque o muy eficaz, no hay una forma "correcta" para adaptarse a todas las situaciones. Para elegir tu método más eficaz, debes considerar:
• La experiencia de los miembros de tu equipo.
• El tipo de trabajo ¿Rutinario, nuevo o creativo?
• El ambiente de la organización ?estable o con cambio radicales, conservativo o aventurero?
• Tu propio estilo

Un buen líder es instintivo. Ve cuándo tiene que cambiar según los proyectos y la gente con la que tiene que trabajar. Mas firmeza aquí o mas dejar hacer allá. Esto es a lo que se entiende por "Liderazgo Situacional".
El director de una pequeña fábrica de moldes utiliza con los operarios de las máquinas un estilo burocrático para garantizar los procedimientos operativos y cumplir con las normas de calidad y seguridad en el trabajo. El mismo director puede adoptar un liderazgo más participativo cuando busca junto a sus supervisores mejoras de calidad en la producción. Ha sabido encauzar a los trabajadores con menos rendimiento a trabajos mas repetitivos, pero ha promocionado a los de mayor capacidad a puestos de responsabilidad. Cuando había que dar el puñetazo en la mesa y ponerse orejeras para tirar hacia delante lo hizo, pero también se dejo asesorar para cambiar algunas decisiones que no les llevaban por el buen camino.
avatar
Marbe
Admin

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 10/02/2010

Ver perfil de usuario http://familiamichoacana.foro-activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: SOY LIDER AMEN

Mensaje  Marbe el Mar Mayo 11, 2010 12:49 am

Las 21 Reglas Definitivas para convertirte en un Líder



1. Piensa
Los Líderes se diferencian del resto porque piensan. Cuando los demás vuelven a casa exhaustos tras su jornada, ellos encuentran hueco para estar solos, en silencio y sin interrupciones. Entonces piensan. Repasan su situación y empiezan a diseñar nuevas estrategias. Nunca les pillan con la guardia bajada. Analizan todos los datos disponibles y construyen una estrategia en la cual siempre saldrán ganando.
Si quieres llegar lejos, piensa. Piensa durante 1 hora al día. Aparta por lo menos una hora al día para estar solo y en calma. No imaginas la fuerza que te dará. Nada te pillará de nuevas, al revés, serás tu el que te adelantes. La seguridad de tenerlo todo controlado, irradiará tu poder sobre los demás.

2. Enfráscate en labores solitarias en las que crezcas mentalmente
Escribe ese libro en tus horas libres, cuando los demás todavía están durmiendo o demasiado cansados para hacer cualquier cosa.
Trabaja duro un viernes tarde o un sábado por la mañana, cuando el resto este durmiendo.
Sal a hacer deporte cuando este lloviendo y haga frío y los demás estén refugiados en sus casas. Te curtirá para los momentos duros.
Cuando otros descansen tu avanzarás, ese es el camino del líder.

3. Lee buenos libros
Sobre todo a los clásicos. Aunque sean una lectura árida. Se han mantenido a lo largo de los años por tener un gran mensaje. Por algo son clásicos. De ellos sacarás las inspiraciones en tus momentos de flaqueza. De ellos aprenderás como otros han superado las mayores adversidades y te ayudarán a llegar lejos, muy lejos.

4. Haz ejercicio
Haz ejercicio regularmente. Te mantendrá en forma frente a las adversidades. Tu cuerpo cuida tu mente. Cuando los demás estén comiendo o descansando, tu puedes machacarte en el gimnasio o con cualquier deporte. Recuerda el camino del líder: mientras ellos duermen tú continuas. Tu disciplina espartana te permitirá hacer lo que otros no pueden. Te dejará a 10.000 metros de altura sobre los demás.
Una buena forma física es imprescindible para estar mentalmente alerta. Si estás en forma, trabajarás mas duro, pensarás mejor y descansarás mejor aún. Y tu energía no dependerá del número de cafés que tomes.
Cuando la jornada se alargue, tú estarás en muchas mejores condiciones que el resto. Y por supuesto: Deja de fumar si fumas. Un aspecto sano y sin sobrepeso, influye muchísimo en la imagen del triunfador. A mejor aspecto, mas querrán seguirte.



En el trabajo:

5. Nadie diseñará tu carrera
Aunque te vendan planes estupendos sobre promociones, carreras programadas y evaluaciones a fin de año para conocer tus progresos, ningún burócrata de recursos humanos te ayudará en tu carrera. Solo será responsabilidad tuya. Tu eres quien debe buscar como mejorar, como aprender y como escalar corporativamente. Nadie lo planificará por ti. Nadie.

6. Trabaja en proyectos visibles
Son aquellos que generan nuevas ideas y propuestas. Y sobre todo: aquellos relacionados con las ventas. Para llegar arribal, uno de los caminos más rápidos es el de las ventas. Una persona con cocimiento del mercado siempre es valiosa. Y las ventas son una fuente inagotable de ideas de mejora. Hazte visible. Como pocos se ocupan de generar nuevas ideas, enseguida te harás visible con nuevas propuestas.

7. Di NO al NO
No dejes que el NO que flota en el ambiente destruya tus ideas. En todas las corporaciones flota un aire de conservadurismo rancio que combate todas las mejoras. La mayoría está absorta en conservar su puesto y mísero sueldo, así que apoyará siempre el NO a cualquier propuesto. “No va a funcionar”. “Ya se intentó algo parecido”. Te lo encontrarás en todos los niveles.
Di NO al NO, utiliza esa negatividad en tu favor. Serás el que destaque por sus propuestas en medio de la mediocridad.

8. Relaciónate con los clientes
Aunque estés en una posición alta, recuerda que vives de tus clientes. Muchos lo olvidan cuando empiezan a escalar posiciones y acaban aislándose de la realidad. Tu máxima debe ser trabajar por su satisfacción. Los clientes pueden ser difíciles y en ocasiones arrogantes. Pero al mismo tiempo son tu mejor fuente para idear nuevos productos y descubrir errores. El cliente no solo hace reyes, es el rey. Cuando el cliente llama, diez personas se deberían lanzar a contestarle.

9. Elije siempre el puesto que más te pague
Suena evidente, pero te sorprenderías a la cantidad de gente que engañan con puestos de “más futuro” o donde “van a aprender más”, pero que están peor retribuidos. Ante la duda, decídete por la promoción que mejor pague, por pequeña que sea la diferencia. Así siempre partirás de una mayor base salarial. En una gran empresa, siempre que tengan que decidir en una promoción por dos empleados, elijarán en un 80% al que mas gane, independiente de su talento o contribuciones. Es la manera que tienen las grandes compañías de justificar su sistema de retribución.

10. Llega antes y vete mas tarde
Si llegas antes a tu puesto tendrás dos ventajas: una es que podrás trabajar en calma y sin interrupciones el tiempo que adelantes y rendirás 3 veces mas que en horas de oficina normales. La otra es la ventaja psicológica de mostrar tus dotes de sacrificio. Si además sales un poco mas tarde, tu imagen será perfecta.

11. NO a los informes
Las organizaciones están absortas en un infierno burocrático de informes, formularios, reglas, y procedimientos. Solo sirven para una cosa: NADA. Si consigues rebajar el número de informes de los empleados y las trabas burocráticas, conseguirás a gente motivada y con más tiempo para la actividad fundamental: vender. Y tú ganarás un tiempo precioso sin leer reportes diarios mensuales y semanales. Imagina lo que supondría invertirlo en nuevas ideas y mejoras.




Cuando te vengan mal dadas:

12. Si pierdes los nervios has perdido
Nunca pierdas los nervios. Una cualidad que tienen los líderes, es que nunca pierden la compostura ente las adversidades. Cuando todos corren y lloran, ellos están en calma. La gente admira a los que tienen confianza en si mismos. Nada causa una mejor impresión, que mantener la calma en lo peores momentos. Tendrás reuniones conflictivas, relaciones mas conflictivas aún y problemas inimaginables, pero te servirán para mostrar al resto que no te afectan. Y te admirarán por ello.
Si pierdes los nervios, has perdido. Punto.

13. Nunca escribas algo cuando estés enfadado
Las palabras escritas son difíciles de borrar y jugarán en tu contra a largo plazo. Habrá algún momento en que serás cínico, negativo y tendrás ansias de venganza. El momento ideal para no mandar ningún email y no escribir ningún informe. Porque si lo haces, tus enemigos utilizarán algún día tus palabras escritas para ponerlas en tu contra. Y créeme, aquellos con los que hoy estas a malas, pueden ser tus valedores del futuro.

14. No esquives la bola de nieve rodante
Cuanto antes la rompas, antes dejará de crecer. Un problema sin atajar puede acabar con tu carrera. ¿Te suena algún caso? Contabilidades dobles que acaban apareciendo en la prensa, problemas personales que no dejan de aumentar, un error que se intenta tapar pero que acaba en escándalo mayúsculo… Cuanto mas esperes, mayor se hará el problema. Míralo como una oportunidad de crecer y mejorar. Dale la vuelta. Identifica de donde viene el mal y cierra la grieta. Pide ayuda si hace falta. Pedir ayuda tiene una gran ventaja: que te ayudarán.




Estrategias para tu día a día:

15. No puedes mezclarte con todos
Lo siento, pero las cosas funcionan así. El líder de la manada no se va de juerga con sus subordinados. Solo le aportará confianzas innecesarias y que se conozcan sus puntos débiles. Si quieres ser el líder, no te mezcles con las bases. Busca una excusa educada y no acudas.

16. No hables mal de nadie
Evita las intrigas palaciegas. Todas las empresas, familias y organizaciones las tienen. Huye de los cotilleos y habladurías o te envolverán en una espiral de la que nunca saldrás. Cuando te vengan con el último chisme, mira a otro lado y ponte a trabajar.

17. Un conseguidor siempre será bienvenido en el Club de los Poderosos
Cada vez que te pidan algo desde arriba, di que si. Nunca digas que no. Y si puedes cúmplelo con creces. A tus superiores no les importa la dificultad, ni si tienes los medios necesarios. Pero se fijarán en ti si cumples todo lo que te piden.

18. Apréndete los nombres
Conoce a tu gente y lo que hacen. Si puedes, retén detalles sobre su familia y trabajo. De vez en cuando habla con ellos y llámales por su nombre. Nadie se acuerda de los nombres, pero si tú lo haces notarán la diferencia. Acuérdate de sus cumpleaños, hijos y hobbys. No imaginas lo que podrás obtener de ellos si recuerdas todos sus detalles. ¿No te alegras tú, cuando te llaman por tu nombre y te comentan algo tuyo?

19. Ten a alguien que te diga la verdad, por dolorosa que sea
Escuchar es doloroso, nos quita protagonismo y peor aún: nos pueden decir la verdad. Así que pasa por el aro y escucha a los que te rodean. Te dirán cosas que no te gustarán, pero te servirá para enderezar el rumbo. Escuchar no significa solo que dejes de hablar y afines el oído. Se trata de que te fijes en los detalles y en el lenguaje corporal de los que te rodean.

20. Trata con educación a los demás, por muy bajo que estén en el escalafón
Di gracias y se puntual. Devuelve las llamadas y evita los gestos de prepotencia. Algún día necesitarás la ayuda de esa recepcionista o de ese trabajador oscuro. Recuerda que los que te encuentres en tu caída serán los mismos que te encuentres en tu ascenso.

21. Los líderes mediocres se rodean de mediocres
…para que no les hagan sombra, por eso seguirán siendo siempre unos líderes mediocres. Rodéate de los mejores. No tengas miedo en contratar a los mejores, a gente que hace muchas cosas mejor tú. Son tu mejor inversión. Ellos te llevarán más lejos todavía.

Los buenos líderes no son comunes. Si conoces a alguno, obsérvale. Tiene aura, es honrado (no necesita artimañas para imponerse), está tranquilo y te atraviesa con la mirada cuando habla contigo. Aprende de él.
avatar
Marbe
Admin

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 10/02/2010

Ver perfil de usuario http://familiamichoacana.foro-activo.mx

Volver arriba Ir abajo

SOY LIDER AMEN

Mensaje  Marbe el Mar Mayo 11, 2010 12:44 am




LIDERAZGO - Como se forma un Líder


Como se forman los líderes


Te suena la historia del chaval que empezó pronto a trabajar para mantener a su familia. Sus padres murieron y tuvieron
todo el peso de la responsabilidad desde el principio. No tuvieron tiempo de recibir una educación escolar e universitaria como los demás de su generación. ¿Y que pasó? Que se convirtieron en líderes. Las circunstancias les auparon a posiciones e riesgo donde tuvieron que hacerse cargo de todo y superaron con creces las perspectivas, eso sí, tras no rendirse fracaso tras fracaso. Son los líderes.
Fracasos laborales, fracasos sociales, negocios puestos en marcha que fracasaron, crisis personales y crisis financieras. Y vuelta a repetirse. Más fracasos económicos y sociales, negocios que no iban bien, y quizás algunas que otra muerte de personas cercanas. Las circunstancias fueron puliéndoles y con un solo ingrediente iban superándolo todo. Volvían a intentarlo.
Lincoln, Goethe, Gandhi y muchos otros estaban hechos de esta madera…Si lees la historia se sus vidas, verás que están plagadas de fracasos y no de triunfos…los triunfos vinieron después, con lo que aprendieron de los fracasos ¿Te suena? ¿Es aplicable a tu caso?


Cuando leemos estos casos, nos paramos y decimos, “Increíble, lo de estos líderes.” Los vemos como criaturas sobrenaturales, distintas del resto de la humanidad, como algo intocable. Así es como piensa la mayoría. Como si fueran algo sobrenatural y no personas corrientes que superaron todas las circunstancias adversas.
Y piensas que poco puedes hacer tu para convertirte en uno. Pero tu puedes ser igual que ellos, con trabajo duro y persistencia puedes convertirte en un líder.

En estos artículos encontrarás el camino de desarrollar esas cualid
avatar
Marbe
Admin

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 10/02/2010

Ver perfil de usuario http://familiamichoacana.foro-activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: SOY LIDER AMEN

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.